EDUCACIÓN ESPECIALFISIOTERAPIA PEDIATRICA

Juego de “caminar por la línea” de Montessori

JUEGO DE "CAMINAR POR LA LÍNEA" DE MONTESSORI

    En la anterior entrada- Pedagogía Montessori y fisioterapia pediátrica- os expliqué por qué me gusta aplicar conceptos de la Pedagogía Montessori en mis sesiones de fisioterapia con los niño/as.

          Hoy comparto con vosotros/as el juego de “caminar por la línea”, ya que he empezado a utilizarlo con uno de mis niños de 3 años que trato en uno de los centros escolares a los que acudo.

 

 ¿Qué es y para qué sirve?

          Se trata de uno de los juegos Montessori típicos de vida practica en niños/as de 3 a 6 años. Es un ejercicio que la doctora Montessori pensó para que los niños/as en la etapa de 3 a 6 años perfeccionasen y consolidasen sus movimientos.

           Durante la etapa de 0 a 3 años los niños/as aprenden a moverse; aprenden a sujetar objetos, a sentarse, aprenden a reptar, a gatear y después a caminar. Es una etapa sensible al movimiento. Sus movimientos van perfeccionándose a medida que el niño/a practica y repite.

         En la siguiente etapa, de 3 a 6 años es una etapa de perfeccionamiento. Los niños/as se interesan en hacer movimientos más precisos.

          El desarrollo del movimiento y de la inteligencia van de la mano. Este es un concepto de Montessori con el que estoy totalmente de acuerdo, el cual, por desgracia la escuela tradicional no contempla; donde los niños/as permanecen gran cantidad de horas sentados. Por lo tanto, si la neurociencia respalda este concepto, se debería enseñar en movimiento. Da ahí, de nuevo refuerzo mi idea de unir la fisioterapia escolar y la educación; tratando y enseñando a través del movimiento.

          Hay que pensar que todo movimiento tiene un fin (ponerse un pantalón, alcanzar un objeto, trasvasar…). La inteligencia está al servicio del movimiento y el movimiento al servicio de la inteligencia.

          María Montessori creó un juego llamado “caminar por la línea” para que los niños/as consiguiesen fortalecer el control mental que dispone los movimientos. Con este ejercicio el niño/a consigue mejorar su equilibrio, perfeccionar su postura y su coordinación motora gruesa.

 

-La línea que se plasma en el suelo suele ser roja (para que destaque) y tiene forma de elipse.

-La elipse debe estar siempre desocupada y visible.

-Es como un material más en el ambiente preparado del niño/a, que debe estar siempre preparado y dispuesto para el uso.

-Los niños no deben pisar la línea si no la están usando, ni tampoco se deben poner objetos sobre ella.

-Se puede usar de forma individual o como juego grupal.

-En la línea se desarrollan distintos juegos y actividades grupales para que los niños/as aprendan sobre el respeto del turno, el orden, gracia y cortesía.

 

          Esta línea tiene esta forma de elipse para que el niño/a sea consciente del cambio y el progreso de su evolución. Si fuese un circulo no lo podría apreciar. Este cambio en la forma atrae la atención del niño/a. Al no tener esquinas ofrece la posibilidad de un movimiento fluido.

 

¿Cómo usar la elipse?

-Ponemos música, empieza a caminar sobre la línea y cuando la música se detiene para.

-Caminaremos al ritmo de la música.

-Cuando los niños/as dominan el primer ejercicio se les dice que caminen con los pies juntos. Como si caminasen por una cuerda suspendida. Con el talón pegado, a los dedos del otro pie.

-Podemos ir añadiendo algunas dificultades. Por ejemplo;

            -Caminar sosteniendo una campana que no debería de sonar.

            -Caminar sosteniendo un vaso de agua que no debería derramarse.

            -Caminar sosteniendo un objeto con cada mano.

            -Caminar sosteniendo un recipiente en la cabeza con algún objeto.

 

            Todos estos ejercicios ayudan a mejorar la conciencia sobre el movimiento, la postura, el equilibrio, la concentración y la coordinación.

 

            Caminar sobre una línea es un ejercicio totalmente natural para un niño/a. De hecho, si os fijáis, los peques siempre van buscando marcas en el suelo, bordillos, líneas que poder seguir, con el objetivo de perfeccionar su equilibrio.

 

 

 

Elipse roja de mi aula.