FISIOTERAPIA PEDIATRICAHIDROTERAPIAÚLTIMO ARTÍCULO

¡Feliz 2017!

¡Feliz 2017!

    Ni el final del 2016 y ni el comienzo del 2017 han sido buenas fechas para el principal tema que da vida a esta página web. Desde el 10 de diciembre decidí que lo más sensato era suspender los tratamientos de hidroterapia que llevaba realizando con tanto entusiasmo desde febrero de 2014.

    Los buenos resultados obtenidos a nivel motor y a nivel emocional de todos los niños/as y la satisfacción de muchas de las familias por mi trabajo no pudieron con el frío que pasamos en las piscinas. La situación no era fácil de llevar pese a mi esfuerzo, yo ya no era capaz de dar todo paciente tras paciente debido al frío y menos ver como muchos niños/as que venían a disfrutar y a relajar sus articulaciones y musculatura podían sufrir el efecto contrario.

    Quizás, a veces, queremos llegar a tanto y a tanta gente que es eso precisamente lo que nos hace tocar el límite de la situación. Quizás haya sido eso, haber querido ofrecer este tratamiento a tantos niños/as. ¿Pero que iba a hacer? ¿si la demanda y los buenos resultados lo exigían?

    Deje de hacer tratamientos, pero no he parado de documentarme, de hablar con diferentes personas y de reunirme con muchas de ellas. ¿El resultado a día de hoy? Estoy agotada. Intentar mover o cambiar algo con las administraciones es agotador. Saber que nuestros planes de salud apuestan por una vida participativa de la población más vulnerable y ver que es tan difícil hacer mínimos cambios agota. Agota estar pidiendo algo que en otros municipios y provincias ya tienen. Una vez una gran persona me dijo que; el mundo necesita gente que ame lo que hace, pero por desgracia eso no es suficiente en un sistema que no funciona.

    Con esto no quiero decir que tire la toalla con el tema, pero quizás deba coger distancia y dejar que el tiempo actúe. Muchas veces creo todo en la vida ocurre por una razón, creo que la vida nos ha preparado ciertos obstáculos para sacar lo mejor de nosotros y para dejar paso a algo mejor.

    2017, esperaré paciente. Quizás seas un año de cambio de aires, un replanteamiento de planes y sueños. Te preceden unos días intensos, de toma de decisiones, de dudas que se disipan dejando paso a respuestas certeras. Por eso con semejantes antecedentes, estoy segura de que alguno de tus días será inolvidable. Enero es una fecha ideal para ponerse en marcha.

    Os pido que vosotros hagáis lo mismo que yo; ilusionaros con lo que tenéis, espero que alcancéis vuestras metas y crucéis la línea de la mano de quien nunca os suelta. Pero, sobre todo disfrutad del día a día, que muchas veces se nos olvida, y fijar la mirada a lo lejos es lo que no nos deja vivir.

     ¡Os deseo un feliz 2017!